Calle San Pedro nº6, 1º, 30004 Murcia 868 12 49 46 info@babelarquitectos.com

Auditoría Energética de edificios

precio-auditoria-energetica

¿Para qué sirve una Auditoría Energética?

Mediante la realización de la auditoría energética se analizan los costes energéticos soportados por los distintos bloques de consumo, para a partir de ellos poder descubrir cuáles son las zonas potencialmente mejorables y poder determinar posibilidades de mejora de la eficiencia energética de los sistemas y de las pautas de funcionamiento. Así, obtenemos un conocimiento fiable del consumo energético del edificio, detectando los factores de consumo de energía e identificando las posibilidades de ahorro.

¿Qué hacemos?

l

Toma de datos generales

  • Datos generales de consumo: electricidad, térmica, otras fuentes de energía.
  • Contabilidad energética: consumo anual y consumos específicos.

Análisis de la facturación de los principales suministros energéticos

  • Facturación eléctrica.
  • Facturación de gas o gasóleo.
  • Facturación por consumo de agua.

Estudio de la demanda energética del edificio y distribución de consumos

  • Características constructivas: cerramientos.
  • Principales sistemas y equipos consumidores de energía: climatización, iluminación, aire comprimido, ofimática, electrodomésticos…
d

Medidas de ahorro y eficiencia energética

  • Gestión Energética; Optimización de la facturación energética
  • Instalación eléctrica, motores, electrodomésticos y ofimática
  • Iluminación. Cambio de lámparas y luminarias. Sistemas de regulación y control
  • Aire comprimido, climatización y ACS, ahorro de agua

Posibilidad de implantación de energías renovables y cogeneración

  • Energía solar fotovoltaica
  • Energía solar térmica
  • Energía geotérmica
  • Posibilidades de cogeneración o trigeneración

¿Cuánto se puede ahorrar en energía tras una Auditoría?

Un buen estudio energético puede lograr ahorros a partir del 15%, siendo posible, en los casos más favorables, alcanzar más de un 40%. Todo dependerá de factores como alcance de la auditoría, tipo de empresa, consumos e inversiones que decidan realizar.

Eso sí, las propuestas de inversión irán acompañadas de un estudio de retorno o amortización de la inversión que se procura situar entre los 2 y 5 años, aunque hay soluciones cuya inversión se puede recuperar en meses.

Actualmente hay subvenciones disponibles tanto para las auditorías energéticas como para la introducción de mejoras en los equipos consumidores de energía.